Hace un par de meses, mientras organizábamos nuestro viaje a Japón, estuve hablando en redes con algunos amigos sobre si alquilar un coche en Japón era una buena idea o una malisíiiiiisima idea. Mientras que @japoneamigos se preguntaba si me atrevería a viajar por el sur de Japón en coche, @cabonorteblog me decía que se me iba un poco la pinza… la cuestión es que al final nos decidimos (esta vez viajamos 3) a alquilar un coche.

¿Quieres saber cómo es viajar en coche por Japón? Pues sigue leyendo 😉

1. Cómo es conducir en Japón
2. ¿Merece la pena alquilar en Japón?
3. Trucos para alquilar un coche en Japón (barato)
4. Vídeo

¿Cómo es conducir en Japón?

Nosotros estuvimos viajando por los Alpes Japoneses, así que la mayoría de las carreteras eran de uno o dos carriles (las autopistas en algunos tramos también eran de un único carril.) Asfaltadas y normales, pero con unos paisajes espectaculares. Y con muchos túneles.

Cuando digo muchos es muchos. Vamos, cada nada. Uno que cruzamos para ir a Shirakawa-go desde Takayama era de 11 kilómetros de largo. Pero vamos a lo práctico: ¿qué deberías saber para conducir en Japón?

1. Se conduce por el otro lado

Esto es algo que seguro ya sabrás: en Japón se conduce por la izquierda, igual que los británicos. Si no lo sabías ya lo sabes. Y como es al revés, la prioridad la tienen los del otro lado (si giras a la derecha en un cruce no tienes prioridad). Parece complicado, pero conducen muy despacio y está todo muy señalizado, así que sin problema.

2. El límite de velocidad es de tortuga

Olvídate de Fast&Furious, la velocidad máxima teórica puede alcanzar los 120 kilómetros hora en algunas autopistas (lo aprobaron en 2016) pero la máxima que nos encontramos nosotros (en autopista) fue de 80 kilómetros/hora.

Y en carretera normal nos pasamos la mayor parte del viaje a 50 kilómetros hora (la máxima legal son 60 kilómetros hora, al parecer). Vale, casi todo el mundo nos adelantaba, pero las multas son finas, así que nosotros decidimos no arriesgar. La gran ventaja es que a esa velocidad hasta el que conduce disfruta el paisaje sin perder la vista de la carretera y que no consumes casi nada.

3. Las señales cambian un poco

Otra cosa curiosa es que los semáforos están después del cruce. ¿Qué supone? Que te tienes que fijar bien y pararte antes del cruce, no en el semáforo. Por cierto, si el semáforo está en rojo no puedes girar libremente (en otros países sí), sino que gires a dónde gires tienes que esperar (salvo que haya otro semáforo específico para girar que te permita girar.)

Los carteles están escritos en Japonés y también en nuestro alfabeto. Al menos todas las señales fijas. Si no son señales fijas, normalmente están sólo en Japonés (al menos las que nos encontramos nosotros.) Pero casi todas eran por obras en la calzada y es bastante fácil ver que tienes que ir más despacio o incluso pararte.

No hay “ceda el paso” las señales que parecen nuestro ceda el paso (triángulo rojo invertido con algo dentro) en realidad son Stops. Es decir, que tienes que parar el coche, mirar y después pasar. Existe una versión con el centro blanco que sería lo más cercano a un ceda el paso, pero no recuerdo ninguno.

En las carreteras locales prácticamente no se puede adelantar (línea continua), pero en autopistas sí hay varios carriles o zonas de adelantamiento (slow lanes).

señales de trafico Japon, conducir en Japon

También son stops los semáforos rojos intermitentes. El resto de señales son bastante autoexplicativas (ojo al Locomía de la foto…)

4. Lo prohibido está muy prohibido

Beber y conducir está prohibido, pero ir en el coche con alguien que haya bebido también. Vamos, que multan a todos los del coche si el conductor da positivo.

Mirar el móvil (o usarlo) también está prohibido. Igual que manejar el GPS (pero este se bloquea y no te deja buscar un nuevo destino si estás en movimiento).

Hay que llevar cinturón de seguridad adelante y también en los asientos de detrás.

5. No hay aparcamiento gratuito

Salvo en algunas zonas del rural o alejadas del centro de las ciudades (o en los parkings de los supermercados y conbinis), los aparcamientos son de pago y bastante caros. Muchos hoteles tienen zona de aparcamiento gratuita para los huéspedes, confirma antes de ir.

Aparcar en sitios prohibidos también puede ser un buen problema. Te ponen una pegatina y tienes que ir a pagar al ayuntamiento (al menos eso nos explicaron en la oficina de alquiler) y si no muestras que lo has pagado, la agencia te podría cobrar la multa en la tarjeta de crédito. Además, te pueden poner un cepo o llevarse el coche.

5. Las autopistas son de pago, aunque a veces no parezcan autopistas

Te comentaba al principio que algunas autopistas solo tienen un carril por dirección y que la máxima puede estar en torno a los 80 kilómetros hora… Aún así, las autopistas (en Japón se llaman expressway) son de pago.

La mayor parte de los coches llevan instalado un telepeaje (se llama ETC), pero al llevar coche de alquiler lo normal es que no lleves activado el telepeaje japonés (incluso si llevas la máquina instalada, si no tiene una tarjeta dentro no lo llevas). ¿Lo bueno? que siempre puedes pagar con dinero en las casetas de las autopistas.

Para pagar la autopista en Japón sin telepeaje, tienes que pasar por el carril que NO pone ETC (en nuestro caso los carriles de telepeaje eran verdes y los de pagar al contado eran azules.) Tanto al entrar en la autopista (hay que recoger un papel) como al salir (para pagar).

Si te olvidas te pueden cobrar toda la autopista (el precio es por distancia total). Es de las pocas cosas que solo están escritas en japonés, pero recuerda que tú no eres ETC y para siempre en la caseta, ya sea para coger papel o para pagar.

Dato curioso: nuestro aparato del telepeaje gritaba en japonés cada vez que nos acercábamos a un telepeaje (aunque no fuéramos a salir de la autopista) para recordarnos que no llevábamos la tarjeta y que teníamos que pagar en la caseta. Al final ya nos entraba hasta la risa, pero las primeras veces no sabíamos quién nos gritaba…

6. Necesitas el Carnet Internacional de Conducir

Para conducir en Japón necesitas el Carnet Internacional de Conducir. Si todavía no sabes lo que es o cómo conseguirlo aquí te lo cuento todo.

Pero, ¿merece la pena alquilar un coche en Japón?

Visto lo de arriba, parece todo muy complicado, pero alquilar un coche en Japón tiene dos grandes ventajas:

  • Puedes ir al ritmo que quieras, parar donde te dé la gana o modificar tu itinerario sin estar pensando en las conexiones de tren. A nosotros nos sirvió, por ejemplo, para descubrir uno de nuestros restaurantes favoritos de todo el viaje.
  • Llegas a sitios donde no llega el JRPass o en el que las conexiones son infernales. Por ejemplo, visitar los pueblos más alejados de Shirakawa-go, a los que el tren no llega y los autobuses tampoco.
¿Las grandes desventajas?
  • Los límites de velocidad. Si te estresa conducir despacio, no alquiles. Te vas a cansar mucho y te va a parecer eterno.
  • El cansancio de conducir grandes distancias teniendo que concentrarse en qué lado de la carretera es el bueno. (Gracias Igna por pegarte el palizón.)

Vale, a los datos, que es lo que te interesa. En dinero, ¿compensa alquilar un coche en Japón en vez de viajar con el JRPass o comprar billetes de tren?

Ay, me toca ser gallega galleguísima: Depende. Esto es lo que hicimos nosotros (3 personas):

  • Nuestro alquiler fueron 27.540 yenes para 4 días y 3 noches, recogiendo por la mañana y entregando por la tarde.
  • Consumimos 3/4 de tanque – repostamos 30 litros por unos 3600 yenes (gasolina normal, nos la pusieron en la gasolinera)
  • Pagamos en peajes 5.000 yenes
  • Pagamos en parkings 1.500 yenes (los ryokanes tenían parking gratis)
  • Fuimos a Matsumoto + Valle del Kiso (Magome-Tsumago) + Hida, Takayama y Shirakawa-go + vuelta a Matsumoto
Lo que hace un total de 37.640 yenes entre los tres.
Si hubiésemos ido en tren, pagando cada billete individual para 3 personas habríamos gastado aprox. 21.000 yenes por persona (según Hyperdia) + la excursión en bus a Shirakawa-go otros 4000 yenes por persona (aprox). Eso hace un total de 75.000 yenes entre los tres.Y no habríamos ido a Hida ni a las aldeas remotas de Shirakawa-go ni nos habríamos parado por el camino donde nos dio la gana.

 

Es decir, tanto siendo 3 como siendo 2 nos compensaba económicamente alquilar el coche.
Vale, ¿y comparado con el JRPass? Comparado con lo que cuesta el JRPass, si te sobran días y te encaja bien en la planificación, alquilar es más caro. Piensa que alquilar en Tokio o Kioto encarece y recoger en un sitio y devolver el coche en otro también encarece. Peeeeero, piensa bien cómo vas a planificar tu viaje porque si tienes que coger un JRPass más largo que lo que pensabas comprar puede que te compense.

 

 

Trucos para alquilar un coche en Japón (barato)

Vale, estarás pensando que encontré un chollo y que por eso compensa. True! Pero es que no es tan “chollo”, es un precio bastante normal, lo que pasa es que estás buscando mal.

Antes de ponernos en serio a buscar coches de alquiler para el viaje, montamos el presupuesto buscando en los sitios de siempre (empresas internacionales con oficinas en Japón, metabuscadores europeos…) y nos salían unos precios desorbitados. Así que estuvimos a punto de descartarlo un par de veces, hasta que unos amigos me dijeron que estaba buscando mal.

Resulta que…

  1. Las empresas extranjeras de alquiler no tienen su propia flota de coches en Japón, sino que las subalquilan a empresas extranjeras. E, incluso, si la tuvieran, suelen tenerla en los sitios más caros (Tokio, Kioto… te haces una idea). Vamos, que no es una buena opción.
  2. Las grandes ciudades tienen los alquileres más caros porque hay mayor demanda y no compensa pagar las autopistas para salir de las grandes ciudades cuando casi todas las estaciones de JR a las que llega un Shinkansen tienen agencias de alquiler.
  3. Pensar en recoger el coche en un sitio y devolverlo en otro es un error porque el precio no suele compensar económicamente comparado con el precio de un billete de tren.
  4. Algunas compañías japonesas de alquiler de coche no tienen sus webs en inglés ni aceptan alquileres de extranjeros. Y, si los aceptan, no hablan inglés o no tienen el GPS en inglés.
  5. Los coches son todos (o la gran mayoría) automáticos, así que pedir uno que no lo sea sale más caro (al revés que en el resto del mundo.)
  6. El conteo de los pasajeros recomendados del coche (en muchas webs te dice cuantas plazas hay y cuanta gente es la “ideal” para ir en ese coche) es una exageración. Vale que nosotros no somos altos como Gasol, pero nuestro coche recomendaba 2 y pocas maletas, pero  hubiéramos ido 4 sin problema y con un par de maletas grandes. El truco está en buscar el modelo del coche en internet para hacerse una idea.

También me recomendaron que usara un metabuscador llamado Tocoo, que es en inglés. Ahí, creo que está la clave del precio. Funciona como cualquier otra página de búsqueda, pero recuerda marcar lo siguiente para que luego no tengas problemas con el alquiler:

  • La hora de recogida y entrega. Es exacta. Tienes una hora de margen para recoger o entregar el coche sin penalización. Si lo incumples te pueden cobrar un recargo.
  • Despliega “Choose option” para ver las opciones adicionales y marca:
    • Non-smoking car (salvo que fumes). Si fumas es más caro, pero si marcas que no fumas y terminas fumando te pueden cobrar un recargo
    • Multi-lingual GPS. Multilingual quiere decir “en inglés”. Y “en inglés” quiere decir, la voz de la señora y la búsqueda es en inglés, los carteles y mensajes en la pantalla son en japonés. Por cierto, dato curioso: el GPS japonés te deja buscar el destino por el número de teléfono del sitio y funciona genial (pero tienes que saber el número.)
  • Después en los resultados puedes filtrar por precio, tamaño, ocupantes, etc.
A nosotros nos fue genial, terminamos alquilando con Nippon y casi no hablaban inglés en la oficina, pero nos dieron toda la documentación y un pequeño dossier con las señales y las normas de tráfico (todo en inglés) para que nos la lleváramos con nosotros.

 

Ya me dirás si te atreves a alquilar un coche en Japón o si prefieres el transporte público.

A ver si encuentro un hueco y Os subo un vídeo de las carreteras en Japón (y mi famosa mano para robar panderetas… necesito una cámara con estabilizador.)

Cualquier duda o pregunta, como siempre, déjamela en comentarios 😉