Hace ya casi un año, me encontré con Zara de BackpackMe en Estocolmo y nos pusimos a hablar de cocina portuguesa. He de confesar que tras años viajando a Portugal, mis conocimientos sobre qué comer en Portugal son relativamente limitados. Quizás la culpa es que hay dos o tres platos a los que tengo una cierta adicción, pero el caso es que hablando con ella coincidimos en que hay mucho más que probar que el típico Bacalhau con natas y mucha vida más allá de la Francesinha.

Por aquel entonces, esta guía de cocina portuguesa era sólo un proyecto para ellos y a mí me pareció una idea buenísima: una guía para foodies que no se centra en el Dónde sino en el Qué.

Hoy el proyecto es una realidad: una guía de cocina portuguesa que se basa en responder a la pregunta ¿qué comer en Portugal?

Porque aunque el subtítulo “The Ultimate Lisbon Food Guide” pueda sonar a “listado de restaurantes de Lisboa en los que puedes comer muy bien, comer bien y una lista de BBB“, ellos se han centrado en ayudar a los viajeros a entender qué es lo que van a comer y cómo pedirlo. Lo que es muy buena idea porque para saber dónde comer ya está el mundo lleno de recomendaciones (y yo, personalmente, prefiero preguntar a la gente del lugar, que ir a los recomendados de Lonely Planet o TripAdvisor).

how to order at a portuguese restaurant

La guía se organiza en distintas secciones: entrantes (petiscos), arroces, pescados, carnes… y cada plato típico portugués que incluyen viene con foto y datos muy interesantes, como los ingredientes del plato, con qué consumirlo o de dónde viene originalmente la receta. Vamos, que es de esas cosas que te entran hambre al leerlas y que te gustaría que te diesen la receta para ponerte a probarlo ya mismo. La única pega que le puedo poner es que está en inglés (si es que eso es una pega a estas alturas del cuento).

Así que, si estás planificando un viaje a Portugal o quieres descubrir cómo es la cocina portuguesa, este ebook en pdf te va a venir que ni pintado.

Acaban de lanzar la segunda edición en formato digital que te puedes llevar a cualquier parte y revisarlo mientras estás analizando el menú del restaurante de turno. Y, como bonus, también incluye qué pedir en una cafetería portuguesa: dulces, salados, cafés y otras bebidas explicadas, para que no acabes con un expreso cuando lo que querías era un cortado.

Ya me dirás qué te parece y cuál de estos 100 bocados te gusta más 😉