Visto desde la calle, el Museu do Design e da Moda de Lisboa no llama la atención. A escasos metros de la Plaça do Comércio, en plena Rúa Augusta, el edificio pasaría desapercibido si no fuese por la gran lona que lo cubre. Y, aun así, podría tratarse de una publicidad cualquiera. Una pena, porque es uno de los grandes descubrimientos de este último viaje a Lisboa.

Por qué visitar el Mude

Un edificio desvencijado, desnudo, despojado de todo artificio. Suena una canción de Edith Piaf, decadente, mientras observo una silla de Le Corbusier. Más adelante, una máquina de coser Pfaff de finales del XVIII, un Marcel Breuer, una capa de Balenciaga… suenan los Beach Boys.

Museo MUDE Lisboa

Sin paredes blancas ni vitrinas, los techos desnudos… todo parece en el sitio equivocado y a la vez tan adecuadamente en su lugar que se vuelve hipnótico.

Pieza a pieza, la exposición permanente recoge algunas de las creaciones más interesantes del diseño industrial y la moda de los últimos 300 años. No es una colección extensa, pero el contraste entre la pureza de líneas de las piezas exhibidas y la falta de decoración del edificio hacen que merezca la pena parar un momento a dar una vuelta.

Y, además, es gratis.

Las exposiciones temporales: diseño portugués

Puede que sea casualidad, pero diría por mi visita que el Mude no se queda sólo en los grandes diseñadores internacionales, sino que también deja espacio para los portugueses. Por ejemplo, la expo Cómo se pronuncia design em português? recorre el diseño industrial portugués en los últimos 35 años a través de 150 piezas de 76 autores de diferentes generaciones.

Otra expo muy interesante es De Matrix a Bela Adormecida. A través de un recorrido prácticamente sin luz, la expo recorre la obra de António Lagarto, a través de unas cerca de 300 piezas entre tutús, tocados, joyas, vestidos y trajes. Una magnífica muestra sobre diseño de vestuario, no en vano este esceanógrafo, figurinista y artista plástico ha trabajado durante más de 30 años con los grandes de las artes escénicas portuguesas.

Exposición museo diseño Lisboa tutús

Todo un acierto, teniendo en cuenta la vibrante escena artística y los grandes diseñadores que están surgiendo en la capital portuguesa.