La Tarjeta Sanitaria Europea es uno de los documentos para viajeros más importantes si viajas por Europa.

Qué es?

La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) es el documento personal que acredita el derecho a recibir una atención sanitaria idéntica a los nacionales del país que visitas, cuando viajas por trabajo, estudios o turismo.
Esto quiere decir que si tienes este documento te tratarán exactamente igual que a un francés en Francia, a un belga en Bélgica o a un holandés en Holanda. Por ejemplo, en Francia te cobran un ticket por los servicios sanitarios (un euro por consulta, 10 por especialista), aunque después puedes solicitar que te lo reembolsen (bien en el país donde los pagas, bien en tu país de residencia.)

¿Qué no es?

No es un seguro de viaje. Es decir, no cubre gastos de repatriación, ni medicinas, ni los gastos médicos privados, ni ninguna intervención o servicio que la seguridad social del país que visites no cubra a sus propios ciudadanos.
Tampoco es una forma de “operarse en el extranjero”. Si viajas para recibir una atención médica y lo descubren, el país a donde vayas puede negarse a atenderte o al menos a hacerlo de manera gratuita.
No es una tarjeta familiar o de grupo. Cada persona debe tener su propia tarjeta y no se puede utilizar para cubrir a otros miembros de la familia o amigos (ni siquiera a los niños.)

Quién la puede solicitar?

La pueden solicitar las personas que tienen derecho a atención sanitaria gratuita en España (Titulares del derecho y beneficiarios a su cargo). Es decir, si cotizas tienes derecho a solicitarla, aunque con algunas peculiaridades para casos como los de las personas en paro, las personas con contratos de trabajo temporal y los de regímenes especiales como los toreros o artistas.

Precio

Es Gratuita.

Dónde se solicita

Como regla general, por Internet, por teléfono o en los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS). En cualquiera de los casos, te la envían en 10 días a la dirección que conste en los ficheros de la Seguridad Social.

Para solicitar la tarjeta sanitaria europea por internet no hace falta disponer de certificado digital (por eso te la envían a tu casa) y el trámite es muy sencillo.

Los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social normalmente tienen el horario de cualquier organismo público (de 9.00 a 14.00), lo que no es muy práctico si trabajas en una oficina – pero hay algunos que abren al medio día y por las tardes con cita previa (como el de la calle Cedaceros en Madrid). En los demás no hace falta pedir cita para solicitar la TSE o el CPS, pero siempre es recomendable hacerlo, ya que te evitas bastantes esperas.

Si te vas a ir de viaje en un plazo inferior a 10-15 días (o no te da tiempo a corregir la dirección y después solicitarla) puedes solicitar un Certificado Provisional Sustitutorio (CPS) en un CAISS o por Internet (con certificado digital). Este sí te lo dan en el momento y es válido por 90 días como máximo desde su fecha de inicio (la fecha de inicio y fin constan en el documento.)

También podría suceder que tengas que ir al médico estando ya fuera de España y que no la hayas llevado, en estos casos puedes solicitar que te envíen el CPS por email o fax.

No pueden solicitar la tarjeta sanitaria europea por internet:

  • Los perceptores de prestaciones por desempleo y sus beneficiarios
  • Las personas en alta con un contrato de carácter temporal.
  • Las personas en alta en el censo de artistas y toreros.
  • Los titulares de una pensión no contributiva y las personas que tienen reconocido el derecho a la asistencia sanitaria como personas por límite de ingresos.

En estos casos, se tiene que solicitar en cualquiera de los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS). Ojo, en muchos de ellos hay que solicitar Cita Previa y tienen horario de oficina.

Validez

Normalmente la validez de la tarjeta es por 2 años, pero hay que revisar la fecha marcada en la misma, ya que podría ser inferior en algunos supuestos. Por ejemplo:
  • para los extranjeros residentes, la fecha de validez no puede superar la fecha de vencimiento del permiso de residencia;
  • para los beneficiarios de prestaciones de desempleo y subsidios, la vigencia en principio no excede la del periodo de duración de la prestación.

Si tienes una Tarjeta Sanitaria Europea anterior y va a caducar durante las fechas de tu viaje, puedes solicitar una nueva o un CPS para esas fechas.

 Además, si lo que vas a utilizar es el Certificado Provisional Sustitutorio (CPS), hay que tener en cuenta que sólo es válido por 90 días como máximo desde su fecha de inicio.

Países donde es válida

Unión Europea (Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia),
Espacio Económico Europeo: Islandia, Liechtenstein, Noruega
Suiza.

En caso de robo o pérdida

Si se pierde o te roban la tarjeta sanitaria europea, se puede pedir un certificado provisional al Instituto Nacional de Seguridad Social (901 16 65 65), vía fax o correo electrónico. El documento sirve a todos los efectos como tarjeta sanitaria europea.

Apps móviles de la Tarjeta Sanitaria Europea

La Comisión Europea ha publicado apps móviles para iPhone, Android y Windows Phone  donde se pueden consultar qué está cubierto en cada país, cómo recibir el reembolso de los gastos en origen, los teléfonos de emergencias, etc. Así como qué hacer en caso de pérdida.

Disponible en App Store

Disponible en Google Play

Disponible en Windows Marketplace

Esta información también se puede consultar en este enlace