(actualizado 2014)

Hoy dejamos algunos truquillos si vas a volar al aeropuerto de Madrid.

Después de muchos años volando desde las 4 terminales del aeropuerto de Madrid-Barajas, he pasado casi tanto tiempo en el aeropuerto como para considerarlo un segundo hogar. Y es un hogar complicado, para qué nos vamos a engañar, así que he pensado dejaros unos pocos trucos para novatos que os vendrán muy bien para moveros por allí.

1.No hay avisos por megafonía,

Salvo para indicar que no hay avisos por megafonía. Si queréis saber el estado de vuestro vuelo, la salida o cancelación, etc., deberéis estar atentos a las pantallas y/o preguntar al personal de los mostradores de información o al personal de tierra en la propia puerta de embarque.
Esto supone que nunca deberéis alejaros de vuestra puerta de embarque (y revisad de vez en cuando los monitores de salidas) aunque hayan avisado de un retraso de dos horas, ya que si por cualquier casualidad el retraso desaparece puede que ya no lleguéis a tiempo a embarcar.

En mi último vuelo a Galicia, anunciaron justo antes de embarcar un retraso de casi dos horas, y a los diez minutos cancelaron el retraso y nos embarcaron. Lo curioso es que era un vuelo con overbooking y al final volamos con bastantes asientos vacíos, lo que os puede dar una idea de las consecuencias de alejarse de la puerta de embarque.

Además, como comentó Miguel Angel García hace unos días, tampoco os fiéis de la puerta de embarque, pueden cambiarla sin aviso, así que revisad los monitores de salidas por si acaso.

2. Lleva zapato cómodo

Todas las terminales tienen fingers, y aunque lo normal es que hagan uso de ellos, en las terminales más antiguas (T1, T2) todavía es habitual que te toque ir al avión en autobús. Y viceversa. No hay forma de saber que te va a tocar ir en autobús, hasta que te toca. En estos casos lo habitual es que tengas que bajar escaleras para acceder al autobús, a tener en cuenta si vas con niños. Y si vas a necesitar ayuda de algún tipo, utiliza el servicio de movilidad.

Además, las distancias entre las puertas de embarque y la facturación o la recogida de maletas son largas, así que mi recomendación es llevar zapato cómodo.

3.No hay espacios para fumadores.

Para fumar hay que salir de las terminales, así que una vez pasado el control, deberéis aguantar el mono de tabaco. Irónicamente, todavía se venden mecheros y es más que posible consumir y comprar alcohol o tabaco.

Por cierto, por ahora tampoco se pueden fumar cigarrillos eléctricos.

4. Actos religiosos

Hay capillas en todas las terminales, pero la única terminal con espacios para otros cultos es la T4 (en un pasillo a la izquierda del control de seguridad). No suelen tener culto en un horario regular, pero a veces se organizan misas/otros ritos allí, que se anuncian en unos carteles que hay en la propia puerta.
La entrada es libre y solo en casos excepcionales se cierran al público.

5.Salas VIP

Hay salas VIP en todas las terminales, aunque la calidad de unas a otras varía mucho, así como su ubicación. Consultad con vuestra aerolínea a cuál os debéis dirigir, ya que no todas están abiertas a cualquier pasajero.

Pero si lo que hace falta es una peluquería o un spa, ha habido varios proyectos en Barajas y de vez en cuando aparecen nuevas ideas, aunque deberéis confirmar las disponibilidad en el propio aeropuerto.

6.Comida y bebida

La restauración, véase comida, es cara y generalmente mala. Casi todas las cafeterías ofrecen los mismos bocadillos y dulces. Aunque en la T4 han intentado mejorar el nivel a través de delicatessen y cadenas, es triste decir que lo mejor que podrás encontrar son McDonalds, TioPepe y Starbucks 🙁
En algunas temporadas surgen proyectos como la barra de yogur helado que montó Danone el verano pasado, pero es algo excepcional.

7.Moverse por el aeropuerto

Para moverse dentro de la zona de embarque, una vez pasados los controles de seguridad, hay unos mini carritos gratuitos que os evitarán arrastrar maletas, bolsas o abrigos mientras visitáis las tiendas o buscáis vuestra puerta de embarque.
Para moverse de una terminal a otra (T1 – T2 – T3 – T4) hay un autobús gratuito que va por fuera del aeropuerto. Pero:

  • se puede circular entre la T1, T2 y T3 a pie (están interconectadas tanto en la zona de facturación como en la zona de embarque
  • para ir de la T4 a la T4S hay que coger el tren subterráneo que sale de la T4
  • si tenéis que hacer un trasbordo entre terminales, al bajar del avión preguntad por el bus transfer que va por dentro, así no tendréis que volver a pasar los controles de seguridad.

 

8.La recogida de equipajes

Es, en general, lenta y tediosa, con especial lentitud si vuestro vuelo ha llegado a la T4S. Así que no os desesperéis.

9.Ayuda para personas con movilidad reducida o necesidad de asistencia

Tanto para los que salen, como para los que llegan hay un servicio de movilidad que os puede ayudar si necesitáis intérpretes de lengua de signos, sillas de ruedas, asistencia en el embarque o la facturación, etc. Es gratuito y están identificados con unos carteles amarillos.

10.Farmacia y asistencia sanitaria

En la T2 hay una farmacia con un horario bastante flexible. De todas formas, si necesitas atención médica de algún tipo o la farmacia no está abierta, el aeropuerto cuenta en todas sus terminales con servicios de asistencia médica al viajero, donde te podrán atender. Están bastante escondidos, así que lo mejor es preguntar en los mostradores de información.

11.Medir el Tiempo

Tened en cuenta que en puentes importantes, vacaciones y demás, pasar el control de seguridad os puede llevar hasta media hora. Y no, no hay líneas rápidas ni prioritarias.
Antes era más rápido pasar el control de seguridad si llevabas billete móvil, ya que las máquinas de verificación estaban separadas de las demás colas. Ahora, como la mayoría de la gente ya las utiliza la prioridad es sólo para embarazadas, familias, personas con asistencia, etc.

Además, la T4 está bastante separada de las otras terminales, lo que puede complicar los trasbordos.

12.Hoteles

No hay hoteles en el aeropuerto. Todos los hoteles que se anuncian como tales están en realidad a más 5 kilómetros de cualquier terminal. Todos cuentan con transfers gratuitos aeropuerto-hotel-aeropuerto y suelen ser bastante asequibles para lo que es Madrid, además no están en la parte turística de la ciudad.