(Información actualizada en 2016 aquí)

Y hoy llegamos al tercer capítulo de nuestro casi monográfico sobre el aeropuerto de Madrid.

Cómo llegar al aeropuerto de Madrid Barajas

El aeropuerto de Madrid es el aeropuerto de Europa al que es más barato trasladarse. Aunque no está en la ciudad, sino a 12 kilómetros de distancia, existen numerosos medios de transporte con los que ir, prácticamente desde cualquier punto de Madrid ciudad y periferia.

Metro

Es la opción favorita de los madrileños, con diferencia, ya que permite ir a cualquiera de las terminales desde prácticamente cualquier punto de Madrid. Es rápido, limpio y las horas de aglomeraciones se limitan a las franjas del día en que la gente entra y sale de las oficinas (normalmente de 8 a 9:30 y por la tarde, en torno a las 6).

Tiene numerosas estaciones adaptadas para facilitar la movilidad (con ascensores y escaleras mecánicas) y, aunque no segrega zona para mujeres y zona para hombres, es uno de los metros más seguros del mundo.

El precio (ordinario o bono de 10) es el de un billete normal, al que hay que añadir el suplemento del aeropuerto (3€ desde 2012), sin el cual no se puede salir por las estaciones de T1-T2-T3 y T4. Truco: si os habéis hecho el abono mensual para la ciudad, este suplemento no lo tenéis que pagar, el viaje está incluído en vuestro abono.

Hay dos salidas en el aeropuerto, la de las terminales antiguas (T1, T2, T3) y la de la T4 (T4 y T4S). Pero si os salís en la equivocada, no hace falta que volváis a pagar, preguntad por el bus transfer entre las terminales, que es gratuito para los viajeros.

Algo a tener en cuenta es que el metro no funciona las 24 horas, sino que deja de funcionar de 1:30 de la madrugada hasta las 6 de la mañana. Además, a partir de las diez de la noche la frecuencia de trenes se reduce enormemente. Tenedlo en cuenta, sobre todo para los destinos que requieran trasbordo.

Taxis

Es, con diferencia, la opción más cara para ir al aeropuerto, ya que bajar al centro os costará más de 24 €, y ya os aviso que a los taxistas no suele hacerles mucha ilusión bajar a Sol o alrededores.

Por cierto, a diferencia de otros países, en Madrid los taxis llevan taxímetro, y se pagan al final del trayecto. No os pueden cobrar por llevar las maletas (está incluído en el viaje), aunque hay un extra por recoger y dejar pasajeros en Aeropuertos, estaciones de tren, etc. Además, tened en cuenta que los taxistas no pueden fumar en el taxi, salvo que expresamente se lo indiquéis y tienen la obligación de cerrar las ventanillas y poner el aire o la calefacción si así se lo indicáis. Por la noche cambia la tarifa, por cierto, y es incluso más caro.

Y si os ven con cara o acento extranjero, tienen una cierta tendencia a dar vueltas y vueltas para encarecer la carrera, ya que no existen tarifas zonales estándar. A mi padre (que tiene acento extranjero) para traerlo a mi casa le han llevado por rutas muy originales y variadas, llegando a pagar por un mismo trayecto desde 20€ hasta 36€. Qué deciros que tras años volando a Madrid he terminado utilizando metro y autobús para evitar que le tomen el pelo, o al menos lo intenten.

Además, la única forma de rentabilizarlos es que vayáis 4 (en los taxis españoles pueden viajar hasta 4 pasajeros), que os toque hacer muchos trasbordos en bus o metro para llegar a vuestro destino (o que la parada de metro os deje lejos), y que queráis pagar con tarjeta. Aunque si queréis pagar con tarjeta y si el equipaje es grande, deberéis avisar al que gestiona la cola, no vaya a ser que después el taxi no admita pago con tarjeta o el maletero no sea lo suficientemente amplio.

Hay paradas de taxis en cada una de las terminales, en la zona de llegadas, y para cogerlos hay que hacer cola al aire libre (calor sofocante en verano, bastante frío en invierno). Normalmente la espera de la T2 es menor y en la T4 la cola puede ser muy larga en periodos de vacaciones, o a primera hora de la mañana y última de la tarde.

Si necesitáis un vehículo adaptado, no es común encontrarlos en el propio aeropuerto, lo mejor es reservarlos de antemano o solicitarlos a través del servicio de movilidad de Aena. Por otra parte, la mayoría de las compañías, como Radio Telefono Taxi, ya permiten hacerlo online.

Tren (cercanías)

Inaugurado apenas hace unas semanas, el tren de Cercanías que llega a la T4 une el aeropuerto con la Estación de Principe Pío, cercana a Sol, con una frecuencia de 30 minutos. Esta línea hace paradas en la estación de Chamartín (punto de salida de numerosos trenes, especialmente hacia el norte del país), Nuevos Ministerios (en plena zona financiera), el paseo de Recoletos (muy cerca de Serrano, Colón y Chamberí), Atocha (punto de salida del AVE y de trenes hacia el este y sur del país) y Mendez Álvaro (donde está la estación sur de autobuses).

La tarifa es la correspondiente a la zona B2, por lo que un trayecto desde el centro de Madrid cuesta aproximadamente 3 euros. Y los horarios son similares al metro, saliendo el primer tren a las 5 y cuarto de la mañana (desde Atocha y dirección aeropuerto) y el último a las doce y cuarto de la noche (dirección Príncipe Pío).

Autobús

Es el gran olvidado como medio de transporte al aeropuerto, pero en Madrid hay algunas opciones muy interesantes. Por ejemplo, si vuestro destino/punto de partida está en Avenida de América o cerca, con el autobús 200 que sale del Intercambiador de Avenida de América (donde está el metro), llegaréis a cualquier terminal del aeropuerto en menos de 20 minutos, por el precio de un billete ordinario. Y aquí también valen los abonos de diez, y los mensuales, así que viene siendo más barato incluso que el metro, que ya es decir. Además, permite llevar maletas, disponiendo de espacio para ubicarlas en el propio autobús.

Existen otros autobuses similares si os hospedáis en el barrio de Barajas o Canillejas.

Además, desde hace unos meses, hay una nueva línea que se llama Línea Exprés que funciona las 24 horas del día, conectando en aproximadamente 40 minutos, el aeropuerto con 4 paradas: Atocha, Cibeles, O’Donnel y el Aeropuerto. Es una opción interesante, ya que te permite bajar de forma más cómoda a lugares como la estación de Atocha, de donde sale el AVE (tren de alta velocidad), de forma directa, aunque en muchos casos (como para bajar a Sol) sigue siendo más cómodo ir en metro que en autobús.

Coche

Para ir en coche al aeropuerto hay muchas opciones, gratuitas y de pago. Estas son las coordenadas GPS de las distintas terminales del aeropuerto (planta de salidas):
T1 : Lat: 40º 27´ 50” N Long: 3º 34´ 13” W
T2 : Lat: 40º 28´ 05” N Long: 3º 34´ 10” W
T3 : Lat: 40º 28´ 13” N Long: 3º 34´ 16” W
T4 : Lat: 40º 29´ 28” N Long: 3º 35´ 35” W

Desde el centro de Madrid, lo recomendable es salir por la A2 (por Avenida de América/túnel en Príncipe de Vergara) y seguir las indicaciones hacia el aeropuerto, evitando la carretera R2, que es de pago.

El truco aquí es seguir las indicaciones hacia las terminales antiguas y desde allí pasarlas de largo y seguir hacia la T4, ya que esta vía es gratuita; mientras que si seguimos directamente las indicaciones hacia la T4 nos llevará a la autopista de pago R2.

Una vez en el aeropuerto, en la T1, T2 y T3 hay una zona en salidas donde se puede parar y dejar a los viajeros sin pagar. No aparquéis allí, porque suele haber policía y os pondrán multa o se llevará el coche la grúa. Opcionalmente, si aparcáis en el parking menos de 30 minutos os sale gratis (salvo en el parking express, que es una trampa para incautos). En la T1 suele ser difícil aparcar, aunque no es tan difícil encontrar sitio al fondo de la zona cubierta. En la T2, es más fácil aparcar en general.

En la T4 también existe una zona así, para parar a dejar viajeros, pero no es gratis aparcar por un periodo breve de tiempo ni hay parking express. Si vais a aparcar, hay varios edificios, mi recomendación es aparcar en el edificio D, planta 3, que es la que está más cerca del acceso a la terminal.

Truco: si vais a ir y volver en el día, sale más barato aparcar el coche en el aeropuerto (unos 20 euros aproximadamente) que coger un taxi para ir y otro para volver.